La temida carta del IRS: Quizás se pregunte «¿Por qué recibí una carta del IRS?» Una vez que superes la conmoción, recuerda que no estás solo y ¡no ignores esa carta! Si bien se envían muchos avisos con respecto a una auditoría, hay muchas otras razones por las que puede recibir una carta del IRS, incluido un reembolso, saldo adeudado, cambios en su declaración, información incorrecta y más.

Tenga en cuenta: El IRS nunca se comunicará con los contribuyentes por teléfono, correo electrónico, mensaje de texto o redes sociales. Todas las cartas del IRS se envían a través del Servicio Postal de EE. UU. Una solicitud del IRS que no sea una carta enviada a través del Servicio Postal puede ser un intento de estafa para obtener acceso a su información personal y/o financiera. No tiene que lidiar solo con el IRS, contacte a un profesional de impuestos hoy.

La temida carta del IRS

Manejo de su carta del IRS
Siga indicaciones. Su carta del IRS tendrá instrucciones específicas sobre lo que debe hacer. Preste mucha atención a la dirección postal de devolución, así como a la fecha límite de respuesta. Guarde copias de cualquier correspondencia que tenga con el IRS, ya que puede necesitar consultarla más adelante.

Hay opciones para encontrar una solución. Muchas personas optan por resolver personalmente los problemas fiscales menores, como una dirección inexacta o números de Seguro Social. Sin embargo, si desea discutir el aviso del IRS o necesita ayuda con problemas de impuestos abiertos más complejos, se recomienda trabajar con un asesor fiscal.

Si recibió una carta o notificación del IRS, complete el formulario para recibir una consulta gratuita con nuestro especialista en impuestos en Strategic Tax Solutions LLC.

Servicios adicionales de resolución de problemas del IRS:

  • Ofertas en compromiso
  • Planes de pago
  • Deuda con los Impuestos Federales/Bancarrota
  • Exención del cónyuge inocente
  • Revisar archivo del IRS
  • Representación de auditoría del IRS
  • Declaraciones no archivadas
  • Impuestos atrasados
  • Problemas de impuestos de nómina
  • Gravámenes fiscales
  • Gravámenes de cuenta bancaria
  • Embargos salariales
  • Incautaciones del IRS